abril 13, 2023 in Asimetría del tono muscular, Dolor de espalda, Postura, Recursos para pacientes

7 Signos Silenciosos Que Preceden al Dolor de Columna Severo

El dolor de columna es un problema común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Por desgracia, los pacientes lo malinterpretan y limitan sus preocupaciones a la gravedad del dolor. Siempre viene precedida de estas señales de advertencia y, al igual que ocurre con su coche, cuando finalmente se avería, suele ser señal de un abandono prolongado. Diversos factores, como las malas posturas, los desequilibrios musculares y los problemas de salud subyacentes, pueden ser los culpables, pero lo más frecuente es que haya señales de advertencia silenciosas antes de la aparición del dolor de columna. En este artículo, analizaremos siete indicadores sutiles que podrían sugerir que corre el riesgo de sufrir dolor de columna en el futuro. Si reconoce estos signos a tiempo, podrá tomar medidas preventivas para mantener una columna vertebral sana.

Postura asimétrica

La postura asimétrica contribuye en gran medida al dolor de columna. Encorvarse hacia un lado, encorvarse y estirar el cuello pueden sobrecargar la columna vertebral y provocar molestias y daños a largo plazo. Si nota que su postura no es la ideal, es esencial abordar el problema antes de que provoque dolor de columna (1).

Estilo de vida sedentario

Un estilo de vida sedentario puede debilitar los músculos que sostienen la columna vertebral, lo que aumenta la probabilidad de padecer dolor de columna. Incorporar la actividad física regular a la rutina diaria puede ayudar a fortalecer estos músculos y prevenir problemas de columna (2). Sin embargo, el tratamiento de la raíz funcional del problema no puede sustituirse por ejercicios regulares.

Tensión muscular frecuente

Si experimenta con frecuencia tensión muscular, sobre todo en el cuello y la espalda, podría ser un signo precoz de dolor de columna. Una tensión muscular prolongada puede provocar una desalineación de la columna vertebral y molestias (3). Con frecuencia, las personas explican las molestias recordando actividades recientes; sin embargo, la tirantez y la tensión suelen darse siempre en el mismo lado y en las mismas localizaciones, lo que indica claramente la existencia de un patrón funcional.

Flexibilidad limitada

Una menor flexibilidad de la columna vertebral puede indicar la presencia de problemas de columna. La limitación de la amplitud de movimiento puede deberse a factores como la tensión muscular, la rigidez articular o incluso problemas en los discos vertebrales. Si le resulta difícil agacharse, girar o realizar actividades cotidianas sin molestias, puede ser señal de que se avecina un dolor de columna. La incorporación de cuidados preventivos con un profesional de Pulse Align puede seguir ayudando a su cuerpo a normalizar su simetría tonal y mejorar el funcionamiento normal de las articulaciones. Añadir ejercicios de estiramiento, yoga o pilates a su rutina puede ayudarle a mejorar la flexibilidad de la columna vertebral y reducir el riesgo de dolor y lesiones (4).

Debilidad inexplicable

La debilidad muscular inexplicable, sobre todo en las piernas o los brazos, puede ser un signo de compresión nerviosa o daño en la columna vertebral. Esto puede manifestarse como dificultad para levantar objetos, subir escaleras o mantener el equilibrio. Si no se trata, puede evolucionar a dolor de columna y otras complicaciones, como pérdida de coordinación o incluso parálisis. Buscar atención médica a tiempo y abordar la causa subyacente, ya sea una hernia discal o una estenosis espinal, puede ayudar a prevenir el dolor de columna y reducir el riesgo de problemas a largo plazo (5).

Entumecimiento u hormigueo

El entumecimiento, hormigueo o sensación de «alfileres y agujas» en las extremidades puede indicar irritación nerviosa o daños en la columna vertebral. Estos síntomas pueden deberse a diversos problemas de la columna vertebral, como una hernia discal, una estenosis espinal o una enfermedad degenerativa discal. Es crucial tratar estos síntomas a tiempo para prevenir el dolor de columna y posibles daños nerviosos, ya que la compresión nerviosa no tratada puede provocar dolor crónico o incluso la pérdida de función en la extremidad afectada. Las opciones de tratamiento pueden incluir fisioterapia, medicación o, en los casos más graves, cirugía (6).

Cambios en la marcha

Si nota cambios en su forma de caminar, como cojera, arrastrar los pies o andar inestable, puede ser un signo de problemas de columna. Estos cambios pueden deberse a la compresión de un nervio, a una mala alineación de la columna vertebral o a enfermedades degenerativas que afectan a la columna vertebral. La alteración de la marcha puede provocar una tensión adicional en los músculos y articulaciones de las extremidades inferiores, causando potencialmente dolor y disfunción más allá de la propia columna vertebral. Abordar el problema vertebral subyacente mediante tratamientos conservadores, como la fisioterapia o los cuidados quiroprácticos, puede ayudar a corregir las anomalías de la marcha y reducir el riesgo de dolor vertebral y otras complicaciones (7).

Conclusión

Al reconocer estos signos silenciosos, puede tomar medidas para prevenir el dolor de columna y mantener una columna vertebral sana. Es importante aclarar que, incluso antes de que se deteriore el estado de la columna vertebral, la mayoría de las veces hay signos de asimetría postural que se pueden ver en el espejo. Consulte a un profesional sanitario si experimenta alguno de estos síntomas para abordar el problema a tiempo y reducir el riesgo de complicaciones.

Referencias:

  1. Harvard Health Publishing – Por qué es importante una buena postura
  2. Mayo Clinic – Ejercicio en la oficina: Añada más actividad a su jornada laboral
  3. Spine-health – Cómo la tensión muscular provoca dolor de cuello
  4. Cleveland Clinic – Flexibilidad de la columna vertebral
  5. WebMD – Síndrome de compresión nerviosa
  6. Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares – Estenosis espinal
  7. [SpineUniverse – Cambios en la marcha y la columna vertebral



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descargo de responsabilidad

La información y los materiales presentados en este sitio web tienen fines puramente informativos y educativos. No pretenden reemplazar o servir como sustituto de un diagnóstico médico, asesoramiento profesional o consulta con un profesional sanitario cualificado en relación con el diagnóstico y tratamiento médico. Cualquier contenido o material, incluidos trabajos de investigación, estudios de casos y testimonios, que hable de las experiencias de los pacientes con la atención sanitaria está destinado únicamente a fines educativos y no debe interpretarse como una garantía de beneficio. Los resultados del tratamiento pueden variar en función de diversos factores, como la edad del paciente, la gravedad de su afección, el alcance de su lesión y la duración de su afección.

By browsing this website, you agree to our privacy policy.
I Agree